Palabras clave para escritoras de romántica

Share on facebook
Compartir
Parece una tontería, pero usar las palabras clave correctas influirá en que tu web tenga más visitas y de mejor calidad.

Las palabras clave son esos términos que usan los usuarios para encontrar la información que necesitan y que si tú los usas en tu web, blog o demás lugares de interés digital, Google entenderá perfectamente quién eres, qué ofreces y a quién le puede interesar para que él haga su trabajo, que es facilitar el match entre alguien que busca lectura romántica y tus libros.

Por ejemplo, pongamos el caso de que hay una lectora que se llama Pepa y necesita leer algo sobre novela romántica histórica.

El comportamiento natural de Pepa será abrir Google y escribir en el buscador exactamente lo que quiere: novela romántica histórica.

Pues bien, esa intención de búsqueda se llama también palabra clave.

Si eres escritora de romántica histórica y tu web trabaja con la palabra clave de novela romántica histórica bien, Google recomendará tu página entre las primeras posiciones y Pepa llegará a ti, quien sentirá un deseo irrefrenable por leerte. Pero si en tu web hablas repites más otras palabras que novela romántica histórica, Pepa no te encontrará.

En este artículo te explico qué debes tener en cuenta para optimizar las palabras clave de una forma efectiva y así impulsar tu presencia online, que a las autopublicadas es lo que nos interesa, todo sea dicho.

Palabras clave para una buena estrategia SEO

En el mundo del marketing digital, estas palabras clave son la columna vertebral de cualquier estrategia de optimización de motores de búsqueda, o sea del SEO (que te recuerdo que no es Jamie Dornan en traje, aunque nos gustaría). Por lo tanto, entender cómo piensan y buscan tus lectoras ideales y alinear tu contenido para satisfacer esas necesidades específicas, va a atraerlas a tu web.

Para encontrar las palabras clave que debes trabajar en tu web para que Google sepa ofrecerte a tu público objetivo necesitas tener claro quién eres, qué ofreces y a quién.

En mi caso, algunas de mis palabras clave más importantes son:

Copywriter, porque ofrezco el servicio a todo aquel que lo necesite, no solo a escritoras.
Escritora de romántica, porque también respondo a ese perfil.
Marketing para escritoras, redes sociales para escritoras, lanzamiento para escritoras, copywriting para escritoras y algunas más, pero ya ves que todas van en la línea de qué hago o qué ofrezco y a quién.

Esas palabras clave o intención de búsqueda son las que tengo claro porque hablan de mí, pero todavía me falta implementar qué buscan esas personas que no sean esos ejemplos que he puesto. Cuando te metes el jardín de buscar temas que pueden interesar a tu público objetivo, es cuando das con las palabras clave de larga cola.

Veamos, ¿qué les interesa a las escritoras de romántica? Por ejemplo: «Cómo hacer el lanzamiento de un libro».

Eso es una intención de búsqueda que tiene interés para una escritora, así que si te dedicas a hacer lanzamientos de novela, como yo, te interesa hacer una entrada en tu blog sobre ese tema. ¿Por qué? Porque cuando alguien lo busque, Google recomendará tu entrada a ese usuario y puede que se convierta en un nuevo cliente potencial.

Investigación de palabras clave

Antes de embarcarte en cualquier movimiento de marketing, ya sea crear el texto para tu web, escribir un blog o poner en tu propia bio de Instagram quién eres y a qué te dedicas, es esencial realizar una investigación exhaustiva de palabras clave.

Uno de los datos más importantes a la hora de escoger una palabra clave es el número de búsquedas que tiene mensualmente en Google. Porque si las búsquedas son cero o muy bajas, es posible que sea un tema no relevante para la humanidad en general.

Y el en caso de que el número de búsquedas sea muy elevado, tu entrada de blog tendrá demasiada competencia y te costará muchísimo salir como primeros resultados de búsqueda. Debes encontrar aquellas palabras clave o términos que se encuentren entre las 100 búsquedas mensuales y las 3.000, aproximadamente.

¿Cómo puedes encontrar estos datos?

Existen herramientas como Keywords Everywhere (es la que te recomiendo), SEMrush o Ahrefs que pueden proporcionarte información valiosa sobre el volumen de búsqueda, la competencia que tienes y te sugerirá otras palabras clave relacionadas, que siempre pueden darte ideas para nuevas entradas. Eso te permitirá identificar las palabras clave más relevantes para tu nicho y audiencia objetivo.

La importancia de la longitud y la relevancia

No todas las palabras clave son iguales. La longitud de una palabra clave puede marcar la diferencia en el tipo de tráfico que atraerá.

Por un lado, tenemos las palabras clave cortas. En nuestro caso podría ser «escritora». Ese concepto abarca muchos subtemas, puede ser desde escritora de cualquier género, con una nacionalidad u otra… No es nada específico.

Las palabras de cola media, que sería «escritora de romántica». En este caso el cerco de búsqueda se especifica más. Sabemos que no saldrá Agatha Christie como resultado.

Sin embargo, las palabras clave de cola larga, compuestas por frases más extensas y específicas, pueden generar un tráfico más cualificado. En este caso, sería «escritora de novela romántica española». Cuanto más extensa y específica es la palabra, más fácil es dar con la información que realmente se está buscando y ofreciendo.

Optimización On-Page: colocar estratégicamente tus palabras clave

Una vez que has identificado las palabras clave relevantes, es hora de incorporarlas en tu contenido.

La optimización on-page (te dejo aquí un artículo sobre SEO para que sepas de qué va si es que eres una nueva llegada a este blog) implica incluir tus palabras clave de manera natural en elementos clave (soy Matías Prats) como títulos, encabezados, meta descripciones y, por supuesto, en el cuerpo del contenido.

Evita el exceso y la repetición forzada; la clave (ja, ja, ja… Matías Prats otra vez) está en la coherencia y la fluidez.

Palabras clave sí, pero contenido de valor también

A medida que los algoritmos de búsqueda evolucionan, también aumenta la importancia del contenido de calidad.

Cuando aparecieron los primeros blogs, los buscadores como Google eran cerebros digitales de Cromañón. Solo bastaba que pusieras la palabra clave un montón de veces para que tu blog se posicionara y apareciera de los primeros resultados.

Por ejemplo, si estuviéramos en los años 90 y usáramos la palabra clave novela romántica en nuestro blog, se posicionaría con un texto tan extraño como este: «Compra esta novela romántica. Esta novela romántica no te dejará indiferente. Es la novela romántica que está leyendo todo el mundo. Esta novela romántica no pesa si se te cae en la frente».

Sin embargo, el algoritmo se ha convertido en algo mucho más sofisticado y sabe que ese tipo de texto no tiene valor ni contenido de calidad. Y si algo exige Google es contenido relevante, informativo y que satisfaga las necesidades de quien consulta. Porque, ante todo, Google valora la experiencia del usuario, por lo que es mejor usar la palabra clave en menos ocasiones en pos de que el texto tenga más sentido para quien lo lee.

Conclusión

Escribir un blog o los textos de una web sin tener claras las palabras clave es un error, porque estas siguen siendo un componente esencial para enamorar a Google y atraer a tu audiencia.

Así que ya sabes, a buscar palabras clave que pueda interesar a tu público objetivo y a crear ese blog que traerá a tanta gente a tu web que vas a tener que cobrar por dejar entrar en ella.

No te cortes, déjame en comentarios lo complicado que es todo cuando tú solo quieres escribir 😈.

¡22 ideas de lead magnet para alargar tu lista de suscripción!

Suscríbete a mi newsletter y consigue tu listado.

Deja un comentario

¡22 ideas de lead magnet para alargar tu lista de suscripción!